lunes, 30 de agosto de 2010

¿QUIEREN SABER CÓMO ERA LA VIDA QUE SE LLEVABA EN EL 18 DE SEPTIEMBRE DE 1810?

El sereno.
LA VIDA COLONIAL.

La vida colonial se desarrolló en Chile en todo el período de la dominación española. Se extiende, por lo tanto, durante más de doscientos años, desde 1601 a 1810.

En la colonia la familia seguía la voluntad del padre, el que tenía una gran autoridad. En una casa convivían muchas personas: el padre, la madre, una gran cantidad de hijos, parientes y muchas personas que se desempeñaban en las distintas labores del hogar. Muchas fiestas y, en general, toda la vida familiar, estaba muy ligada a la iglesia.

Al correr de los años fueron apareciendo diversas costumbres y diversiones, que correspondía al sentido que tenía la vida para los hombres de la época.

En ciertas casas eran frecuentes las conversaciones o tertulias, a las cuales asistían los amigos pasando un rato agradable entre dulcecitos de manjar y mate.

El sereno anunciaba con voz cantadita la hora y el tiempo: “Las ocho han dado y sereno…”. En la tarde aparecía el farolero para alumbrar las oscuras noches.

Las casas eran muy lindas, de adobe y tejas, grandes y espaciosas, generalmente de un solo piso. Tenían tres patios y al final se llegaba a la huerta donde se cultivaban flores y hortalizas.

Las entretenciones de la época más corrientes y populares fueron el juego de la chueca, el volantín y el trompo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario